Formalizan a mujer que causó choque y dejó con lesiones de por vida a profesora de yoga en Limache

La imputada estaba manejando en estado de ebriedad cuando provocó el incidente. Anteriormente, había cumplido una condena de dos años por el mismo delito.

El 14 de octubre de 2023, la vida de Consuelo Ugalde y Jaime Valdés dio un vuelco. Desde esa fecha, hubo un antes y un después, cuando una sentencia falló y permitió que una mujer, reincidente en la conducción en estado de ebriedad, los chocara, dejando a Consuelo, con un grado de discapacidad alto, no pudiendo hacerse ella cargo de su vida.

Jaime Valdés, quien era su pareja e iba con ella el día del accidente, ha sido el encargado de llevar la bandera de lucha para conseguir, algo de justicia, un tema que se volvió esquivo luego de que la persona que los chocara, diera una dirección falsa y se ocultara para no ser notificada.

«Ella iba en estado de ebriedad, con evidente hálito alcohólico, imposible de sostenerse, además que el mismo choque la golpeó también, pero como venía en bajada, a mayor velocidad y en una camioneta más grande el impacto que tuvo fue menor» recordó Jaime.

Aunque todos sabían quién era y dónde estaba, su notificación se volvía esquiva, hasta que finalmente dieron con ella y en la audiencia de formalización, efectuada el viernes 21 de junio, la jueza de garantía de Limache, Paula Martinez Meller, formalizó y ordenó prisión preventiva en Recinto Penitenciario de Quillota, como medida cautelar, en contra de la imputada de iniciales F.P.A.S. por el delito de conducción en estado de ebriedad con resultado de lesiones graves.

Además se decretó – relató Jaime – «en esa misma audiencia, un tiempo de investigación de 60 días». Con ese primer dictamen, Valdés veía un poco de justicia al ver salida esposada y rumbo a la cárcel a la persona que le había arrebatado a su pareja en vida.

DULCE Y AGRAZ
Sin embargo, tras una apelación, el miércoles 26, la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, revocó la medida cautelar de prisión preventiva por reclusión total en su domicilio ubicado en Limache. Para Jaime fue un balde de agua fría, porque «la imputada, ya tenía condena anterior por conducción en estado de ebriedad, en la misma camioneta (febrero 2020), con suspensión de licencia por dos años y condenada a 41 días de prisión en su grado máximo, suspendida por la pena de remisión condicional por un año y pago de multa… el poder del dinero».
Pese a este revés, Jaime espera que tanto la primera medida cautelar, como la segunda, sean un indicio de que habrá justicia para Consuelo, reparación no solo moral, sino también económica, porque hoy Consuelo no puede valerse por sí misma y ha debido ser sometida a reiteradas intervenciones quirúrgicas y por supuesto, que esta persona no vuelva, nunca más a manejar» concluyó.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.